GNARLS BARKLEY

domingo, 21 de diciembre de 2008

UN DESPERTAR PERFECTO


Si alguien alguna vez me preguntara cómo sería mi despertar perfecto respondería lo siguiente:


Adoro la sensación de estar en la cama bien tapada por un nórdico (edredón que no ser humano...) cálido y mullido y despertar notando cómo un cuerpo igualmente cálido me abraza por detrás y me envuelve en esos brazos que rodean con cariño y ternura mi cintura haciéndome sentir segura y protegida mientras su aliento roza mi nuca, mi cuello, mi mejilla...


Me sorprendo a mí misma sintiendo cómo, aún recién despierta y teniendo en cuenta lo que a mí me cuesta salir de ese trance en el que una tiene que tomar conciencia de la realidad que le rodea, ese cuerpo consigue que me apetezca hacer ejercicios aeróbicos desafiando mi pereza y mi necesidad de remolonear aún un rato más...


Debería oscarizarse a quien se dedicara total y desinteresadamente a mí, ofreciéndome esa dedicación absoluta en forma de masaje a base de aceite con aroma a azahar, extendiendo esas manos fuertes y firmes a la vez que suaves y delicadas sobre mi espalda, cuello y brazos, haciéndome sentir descansada tras el consabido esfuerzo que conllevan esos ejercicios aeróbicos antes mencionados, haciéndome sentir relajada y libre de tensiones y preocupaciones durante un breve espacio de tiempo que se antoja eterno...


¿Qué podría haber mejor, después de todo lo relatado, que el hecho de que tras toda esta dedicación, esa persona aún tuviera ganas de agradarme más y me llevara el desayuno a la cama...? Esa bandeja repleta de cositas ricas tales como ese zumo de naranja recién exprimido, ese colacao calentito y esa buena tostada con aceite y jamón...


Un cuerpo cálido que primero me abraza por detrás y luego me ofrece su pecho para recostarme al mismo tiempo que despierta mi deseo, un buen masaje revitalizante, un desayuno en la cama y... más deseo...


Si alguien alguna vez me preguntara cómo sería mi despertar perfecto, sin duda, el arriba relatado lo ejemplica a la perfección.


2 comentarios:

Mary dijo...

Alaaaa..... ¡¡¡qué bieeennnn!!! ¿Pero esos hombres existen? Si es así, habrá que cuidarlo, ¡digo yo!

Y en ese caso, querida, ¡que nos entretengan, y todo lo que haga falta!

Por cierto, eres auténtica escribiendo, me encanta. Eres pura alegría.

Besines de la arpia :-)

Una dijo...

yo no sé si hombres así existen, bueno, sí, claro que existen.
Pero a lo que voy, que mujeres tb eh? lo que pasa es que lo venimos demostrando desde antes del brontosaurio....
que sigan existiendo, por favor!!
Besitos