GNARLS BARKLEY

sábado, 3 de enero de 2009

CONFUSIÓN

¿Cómo me gustas más: lejos, en mi pensamiento o cerca, en mi mano?

Me despertaste con caricias (algunas suaves, otras raspaban) y tras un largo paréntesis de confusión, enfado e incertidumbre, vuelvo a despertarme, esta vez en mi cama, sola, a gusto y disfrutando de esa sensación...

Pero... de repente caigo en la cuenta: me dejé mi paraguas en tu coche... ese paragüas debe sentirse como yo: solo, abandonado, sin que nadie acuda en su rescate ni se preocupe por lo que estará pensando o sintiendo...

2 comentarios:

Mary dijo...

No seas tan dura contigo misma, amiga. Ya verás como todo se soluciona. Esto es sólo un desajuste que os ayudará a conoceros mejor.
Hay muchas maneras de comunicarnos, y el saber entenderlas es parte del crecimiento en pareja.

Un besito a los dos

Cosa linda dijo...

Si la vida fuera fácil sería aburrida, si tuviésemos todas las respuestas todos seríamos sabios, si no nos sorprendiésemos estaríamos "muertos"...Al igual que tu paragüas no pregunta "Por qué te has olvidado de mi?" hay veces en que debemos callar, esperar y recordar todas aquellas ocasiones en que fuimos sorprendidas con un beso, una caricia, un abrazo, una invitación, un consejo... algo bonito e inesperado de ese "alquien" que ahora nos confunde. Ahora toca ser paciente, sin desesperar (como el paragüas) y el tiempo dirá cuánto tardarán en recordar o cuántas veces más nos olvidarán.