GNARLS BARKLEY

martes, 4 de agosto de 2009

INDIRECTAMENTE DECEPCIONADA


Siento que no haya podido ser,

Siento que no hayas alcanzado tu meta,

que tu cuerpo no te haya respondido como esperabas,

que un buen estado de ánimo y seguridad en ti mismo

hayan brillado por su ausencia.

Siento que te sientas decepcionado.


Siento que dedicaras tanto tiempo a organizarlo,

quizás no tanto a prepararte,

pero sí a mentalizarte.

Siento que optes por ir a lo tuyo,

que elijas tu estado solitario y cómodo

que viene siendo habitual en ti.

Siento que te sientas desilusionado.


Ibas a hacer algo por ti mismo,

solo, sin ayuda de nadie,

te habías planteado un reto,

que, con paciencia, tenacidad y sentido de la responsabilidad

te proponías superar.

Ibas a demostrar que no dependes de nadie,

que eres autosuficiente y resuelto,

ese puntito de tu personalidad que tanto me gusta

y, hasta a veces, molesta.

Siento que te sientas decepcionado.


Siento que hayas huído,

¿qué porcentaje de incapacidad?

¿qué porcentaje de falta de seguridad?

No sé qué será o quizás sí lo sé demasiado bien,

pero lo que seguro sé,

y aún a riesgo de resultar desconsiderada y egoista,

es que yo siento sentirme indirectamente decepcionada.