GNARLS BARKLEY

miércoles, 9 de septiembre de 2009

CORAZÓN ENCOGIDO


No me des más sustos como éste, que la próxima vez no lo cuento... Mi corazoncito no merece ser tratado así, haz el favor de tener un poquito de consideración...


Nadie sabe qué va a pasar en un futuro, no se puede prever si las cosas saldrán tal y como esperamos, si esto será o no un éxito, pero tenemos que ser optimistas y positivos, luchar a favor de lo bueno y en contra de lo malo. Hay que apostar por esto. ¿Tú apuestas? Porque yo, sí.


Déjate de acojones absurdos, de miedo a hacerme perder el tiempo y de agobios varios, porque yo estoy donde quiero estar y con quien quiero estar. ¿Que esto se está poniendo más serio de lo que pensabas? Alégrate por ello, por todo lo que hemos conseguido hasta ahora y lo que aún nos queda por conseguir. Alégrate porque no mucha gente tiene lo que nosotros tenemos. Quédate con la sensación de ir de menos a más, eso es lo que funciona y no los encoñamientos rápidos, intensos y a la vez, fugaces, efímeros y poco reales.


El amor real es lo que vives día a día: el estar a gusto, la complicidad, la confianza, las bromas, las conversaciones, la ayuda incondicional y desinteresada, el cariño, la sinceridad, la comunicación, el apoyo, la empatía, la comprensión, el respeto, la sinceridad, los detalles, la estabilidad, la pasión, la seguridad, la paciencia... y tantas otras cosas estupendas y maravillosas que ambos tenemos la suerte de compartir. Debemos valorar todo eso y no subestimarlo buscando un amor idealizado que sólo existe en una cabeza inexperta y algo inmadura emocionalmente.


Yo tengo mis sueños y tú, hoy por hoy, eres uno de los máximos protagonistas en ellos, así que no lo estropees y quédate donde estás, que si algún día estás de más, ya me encargaré yo de hacértelo saber.


No me des más sustos como éste, que me dejaste con el corazón encogido...

No hay comentarios: