GNARLS BARKLEY

sábado, 7 de noviembre de 2009

SÓLO VALORA



Llegó a casa cansada, cargada con miles de bultos: bolsas de la compra, bolso del trabajo, macuto con ropa... se encontraba mal, tenía mal cuerpo, sólo quería liberarse de tanta carga...

Decidió que se daría una ducha caliente, se pondría cómoda, prepararían algo de cenar, se tomaría alguna pastilla para quitarse el malestar y terminaría el día echada en ese sofá que tanto le gustaba...

Al salir de la ducha lo vio todo preparado ya...

"-¿Falta algo más?-" Preguntó ella dándole una voz desde la cocina.

"-Tu presencia-" Contestó él, acercándose sigilosamente por detrás, y susurrándole al oído.

Ella pensó: "-Me estoy acostumbrando a esto y no es bueno, no debo dejar de valorarlo...-" y se dijo a sí misma: "-Acuérdate de acordarte de recordar este instante para cuando lleguen momentos flacos...-"

5 comentarios:

Mary dijo...

Eso cielo,porque nunca se sabe lo que puede venir mañana y hay que hacer un fuerte en la relación para que eso no lo mueva tormenta ninguna. La cosa va por buen camino,presiento...
un besito

gorgeousefg dijo...

la teoría la tengo muy bien aprendida... sólo espero que no me falle la práctica y no meter la pata.... ainnnsss... qué duro es esto de ser feliz! qué responsabilidad más grande! ;-)
besitos prácticos!

gorgeousefg dijo...

la teoría la tengo muy bien aprendida... sólo espero que no me falle la práctica y no meter la pata.... ainnnsss... qué duro es esto de ser feliz! qué responsabilidad más grande! ;-)
besitos prácticos!

LILIT dijo...

ala cómo molan esos momentos, valoraló sí, son pequeños grandes momentos, que no están siempre, más bien alarrrrrgaló. eso.
que se repita que se repita!

Una dijo...

yo creo que la cosa no es sólo que tu recuerdes recordarlos sino que él no olvide seguir haciéndolo.
qué buen tío!