GNARLS BARKLEY

martes, 23 de junio de 2009

INUTILIDAD


Demasiado papeleo, ordenador, informes....


Y lo peor es: ¿de qué sirve todo esto? de absolutamente nada, porque nada de lo que haga ahora, nada de lo que yo plasme sobre un papel o en una pantalla de ordenador va a conseguir que mis alumnos aprendan más y aprueben mejor....


CUÁNTA INUTILIDAD HAY EN LA BUROCRACIA!

jueves, 18 de junio de 2009

YA QUEDA MENOS...




Esta humilde profesora está agotada y necesita un respiro de alumnos estresados y chillando, de miles de exámenes que corregir, recuperaciones que valorar, notas que calcular y sopesar y de padres descontentos y agobiados...

Aunque parezca mentira, ya por fin... se acabó corregir exámenes...

¡Qué ganas de tener más tiempo para leer y escribir lo que a una le apetezca!

Ya queda menos para las soñadas vacaciones..

viernes, 12 de junio de 2009

FINALLY...


En la víspera de mi cumpleaños me siento tan afortunada...


Hoy empiezan las sorpresas... Hoy toca una cena romántica en mi casa...


¿qué será?

¡qué nervios!

¿qué me pongo?

¿estára mi casa lo suficientemente presentable para quien me cocinará hoy?

¿cómo será?

¿qué habrá pensado y planeado?

¿cómo pretenderá sorprenderme?


Me dispongo a prepararme para salir de casa, con mariposas en el estómago, un poquito de nervios y mucha ilusión porque nadie antes había intentado sorprenderme de esta manera, de la misma manera que nadie antes me había sorprendido como estoy siendo sorprendida en los últimos meses...

jueves, 11 de junio de 2009

APRENDER A VALORAR


¿Por qué será que a veces no sé valorar lo que tengo?


Me suele pasar que me quejo de vicio.


Cuando miro a mi alrededor con ojos bien abiertos y preocupándome por observar de verdad, me doy cuenta de que hay tanta gente por ahí que no tiene la suerte de tener lo que yo tengo a niveles material y emocional, y que no tiene la suerte de disfrutar y vivir las experiencias que yo vivo...


Y me pregunto ¿Por qué no valoro la mayoría de las veces?


Soy y me comporto como una niña mimada y consentida, que una vez que ha conseguido y logra mantener algo, comienza a darlo por hecho y ... eso no es justo. No es justo para mí, para mi propia felicidad que lucha por estar en alza, pero tampoco es justo para la gente que, estando siempre a mi alrededor, se esfuerza por ayudarme, por apoyarme y por hacerme cada día más feliz.
Y es que puede llegar un momento en que al dar a alguien por hecho, esa persona no se sienta valorada y decida dejarte de lado. Hasta el más dócil se cansa de serlo cuando ve que dicha actitud y dicho derroche de bondad no lleva a nada bueno.

¿Por qué sigo viendo lo malo por encima de lo bueno? Ese eterno defecto mío: poner el parche antes que la herida, sacar los "peros" a relucir antes que lo positivo...


Me mosqueo por lo que no consigo, por lo que no me dan, porque una persona no se comporta tal y como yo espero que lo haga, cuando debería estar radiante y agradecidísima por todo lo que me dan y por lo bien que esa persona se comporta consigo misma y conmigo.


Y es que tenemos tanto que agradecer, tanto que valorar y tantas personas a las que agradecer y valorar... Con esto me propongo a mí misma no arriesgar ni poner en peligro todo lo bueno que tengo a mi alrededor.