GNARLS BARKLEY

sábado, 23 de enero de 2010

UNA DE TANTAS IRONÍAS


Supón que tienes que usar algo que te aporta seguridad.


Supón que algunas veces no lo haces y tampoco te pasa nada.


Supón que un buen día decides que en ese momento sí lo vas a usar.


Supón que es entonces, y sólo entonces, cuando ese algo, que supuestamente debe protegerte, te mete en un problema mayor...


Una de tantas ironías con las que nos cruzamos diariamente y cuyo análisis no deja de sorprenderme.... Se podría escribir un libro con todas las que nos rodean...

1 comentario:

Mary dijo...

La falta de hábito, que tampoco hace al monje, ejem.

besito