GNARLS BARKLEY

sábado, 30 de enero de 2010

A VER SI NOS ACLARAMOS


Cuando uno está preocupado no debe pagarlo con la persona que está a su lado, no es justo... verdad? Entonces, si el caso es que uno está de mala leche, se supone que tampoco debe pagarlo con esa persona, no? o... ahora sí?


¿Sabes qué te digo? ¡Qué no me marees y que me dejes en paz hasta que se te pase la mala hostia!

9 comentarios:

Mary dijo...

A veces uno se enfada y no sabe por qué. A veces es que las situaciones nuevas no las sabemos abordar. Otras veces es necesidad de espacio. Otras es que somos más complicados que la leche.

Época de ajustes, my darling. Ten paciencia, empatía y todas esas cosas, y cuando se le pase, habláis eso de si hay que pagarlo con los otros o no... con una sonrisa y besos seguro que todo se ve mejor.

un besito

Una dijo...

ains.... problemas en el pareaiso??? rifirafes?

dijo...

Deberian estar prohibidos sentimientos como la rutina, la indecision, y el infinito porculo que da la gente en los diaa grises... Y aunque sirva de poco: pasa.

viviendonos dijo...

En esos momentos sólo queda una cosa, paciencia....la principal de la virtudes.

jorge dijo...

Preciosa, ¡que sepas! que ya habia comentado aqui (no se porque no ha salido)

Directamente, no.

Los enfados hay que dirigirlos hacia quien los produce.
Si no soy capaz por el motivo que sea, el siguiente destinatario es una mismo (por no ser capaz).

Solucion uno: Eres un borde, cuando estes tranquilo ya hablaremos.

Solucion dos: Polvo salvaje (en medio del cual -si tienes algo de bruja- le puedes recordar el enfado).

¿Cual eliges?

pd: El recuerdo puede hacer:
(a) que se acabe la funcion (malo).
(b) Que la rabia aumente la intensidad (......)

Tanais dijo...

jajajajjajajaa me han encantado la sultimas dos lineas :P

gorgeousefg dijo...

Al final el enfurruñamiento de mi hombre se debía, nada más y nada menos, a que le había dado un montón de rabia tener que admitir que yo tenía razón en algo que había ocurrido antes, esa misma tarde....
ainsss... Cuán infantiles son a veces estos hombres con sus pataletas como uno cualquiera de mis alumnos...
La cosa se solucionó, porque al menos mi individuo no es orgulloso y sabe disculparse cuando el momento lo precisa... ufff...

Mary, ay con la época de ajustes... por aquí hay que ajustar más que a los bajos de los pantalones del H&M... pero con una sonrisa siempre, que eso es inherente en mí... :-)

Una, rifirrafes habrá siempre, así que más me vale irme acostumbrando, no?

Cé, desgraciadamente de vez en cuando todos pasamos por uno de esos "días de barro y mierda"... lo único que podemos hacer es aprender a verlos venir y dejar que no nos afecten más de la cuenta...

Viviéndonos, la verdad es que para ser sincera, más paciencia tiene él conmigo que la que necesito yo con él, así que nada...

Jorge, aunque te defraude, no soy de polvos salvajes como forma de olvidar malos rollos o superar una pelea, llámame rencorosa, pero la mala leche tarda mucho en pasárseme, creo que soy un poco víbora yo... así que al final acabo más cabreada aún que el que se cabreó primero y lo pagó conmigo (teniendo en cuenta que aquí al individuo se le pasan los mosqueos en diez minutos y a mí, una vez que me cabrean, quédate ahí esperando que te va a tocar hacer una poquita de penitencia....)

gorgeousefg dijo...

Tanais, es que no hay nada como ser directa y no andarse con tanta palabrería: "que te den por culo hasta que se te pase el cabreo!"

Bohemia dijo...

siempre la pagamos con el que menos culpa tiene, pero es un error que siempre volvemos a repetir y parece que no aprendemos de ello, es lo que pasa cuando nos encendemos...

Bss