GNARLS BARKLEY

sábado, 13 de febrero de 2010

FELIZ DIA DE LOS "AMAMONADOS"


(Qué lastimita... creo que me he pasado un poco...)
De adolescente, como a todas, me encantaba el día de los enamorados.... Me levantaba con un nudo en el estómago, nerviosita perdía y me pegaba todo el día pensando en ese chico que me gustaba o con el que salía... y si era éste último el caso, esperando a verlo e intercambiar regalos...


De mayor he llegado a ver cuán tontería y tomadura de pelo es este día: consumamos, que lo dicen los grandes almacenes. Ahora lo veo en mis alumnos que me preguntan:


-"¿Y qué le vas a regalar a J?"


Yo les contesto:


-"¡Tres besos bien daos y fuera! Que nosotros no celebramos el día de los amamonados" (Por supuesto, siempre está el gracioso de turno que comenta a sus compañeros "por lo bajini" como si yo no me fuera a enterar: -"¿Y dónde le vas a dar el tercero...?").


Así que yo he ideado una forma alternativa de celebración. Fuera los regalos materiales, lo importante son los gestos y... un poquito de humor, picardía y erotismo, ya que, inmersa en una convivencia, pienso que es una de las maneras de intentar romper un poquito con la rutina y el acomodarse, con la pereza y el aburrimiento...


Tal y como me dijo una amiga:


-"Si me dices que todo es perfecto y maravilloso, no me lo creo y además, me preocuparía..."


-"¡Cómo lo sabes! Ahora están apareciendo los detalles mundanos, rutinarios, individualistas, egoístas, molestos, escatológicos y totalmente carentes de sex-appeal y erotismo..."


En fin, menos mal que hace tiempo que me di cuenta de que los cuentos de hadas no existen, que "el vivieron felices y comieron perdices" es sólo una forma de acabar el cuento para evitar tener que contar la parte chunga que a veces viene detrás de esto, que el ceder está en alza y que la felicidad y el éxito sentimental son una carrera de fondo en la que uno debe pararse poco a descansar.

4 comentarios:

Mary dijo...

Yo no celebro el día de los enamorados como tal desde que tengo 17 años, fíjate.



Un besito

jorge dijo...

Primero lo importante ¿Y donde le das el tercero?

La convivencia enseña todos los perfiles de las personas, hasta aquellos que ocultamos cuando queremos gustar.

Pero lo mas complicado es que exige negociacion para acciones que en soledad haces porque te apetece, sin mas.

Tener un dia para esperar con curiosidad que se le ocurrira al "otro" regalarme...esta bien.

Que me sorprenda en una fecha cualquiera tambien.

pd: Mary, puede que tu no, pero si tu pareja fuera yo (o alguien como yo)te regalaria tonterias y no te quedaria mas remedio que entrar en el juego.

Mary dijo...

Jorge,
No lo dudo.
Entraría en el juego sin pensarlo.

Si no lo celebré literalmente (aunque había acciones y celebraciones alternativas) es por mutuos acuerdos y razones varias, pero a mí las demostraciones y las cargas de ilusión siempre me parecen geniales, sea en la fecha que sea.

Lo que más me gustó fue mi primer novio: fijamos nuestra fecha del día de los enamorados, justo una semana después, y claro, toda la semana pendientes de todo cuando el resto ya estaba metidos en la rutina.
Y siempre eran sorpresas espectaculares (no economicamente, sino de forma simbólica)

besito

Caresse. dijo...

Creo que la mayoría en algún momento hemos sido amamonados y consumistas.

¡Dios! cuanto nos llega a transformar el enamoramiento jejeje.

Bisous.