GNARLS BARKLEY

domingo, 11 de abril de 2010

JUEGOS MALABARES


No me pidas que haga juegos malabares porque nunca se me dieron bien.

Anteriormente en mi vida tan sólo tenía tres bolas que lanzar al aire y, con algo de suerte, pocas veces se me caía alguna de ellas al suelo.

Hoy en día mi vida ha cambiado sustancialmente, ha evolucionado y yo con ella. Actualmente tengo más bolas que lanzar al aire, bastantes más. ¿Que por qué? Porque mi vida se ha enriquecido con más personas, actividades, dificultades a la vez que alegrías y experiencias.... y a veces es difícil llevarlo todo para adelante y mira que lo intento.
Lo intento y pongo esfuerzo en ello porque para eso he sido siempre una persona organizada y ordenada, pero a veces las circunstancias se te van de las manos y no puedes controlarlo todo, ¿verdad?

Ojalá hubiera más tiempo, pero no lo hay, así que sólo nos queda asumirlo y disfrutar al máximo el que tengamos, ¿no te parece?

8 comentarios:

Mary dijo...

Bonita,
Yo que soy muy de alas, pienso que uno debe volar más que asfixiarse, y dejar volar, más que asfixiar. Y ahí es cuando no hay duda de que las personas importan.

Muuuuaks

Anónimo dijo...

Pos yo, q soy más pidona q de alas, te digo q no hay nada mejor q muchas bolasmalabaristas/personas/cosas pidiendote atención pq importas y todos te queremos cada uno para sí.

Primen! : )

Un beso

Irene

Tefi dijo...

Odio tener que agregar más pelotas a mis malabares, generalmente huyo de ellas, no tengo mucho de que preocuparme ahora, mis hermanos dicen que malgasto mi tiempo y que ellos desearian tener un día con más horas para poder malabarear con todo lo que tienen que hacer. Espero sentir eso pronto (:

SAMADHI dijo...

Enseñale a malabarear. Un acto de dos personas es mas impresionante. Entre dos la carga se alijera... si la confianza es verdadera.

Angie dijo...

A lo mejor el secreto estar en cambiar los malabares por otro juego!

Besos. Angie.

jorge dijo...

Yo voy haciendo relevos.

Nunca tengo juntas todas las piezas, hoy le toca a unos, mañana a otros.

Pero no me gustaria tener que renunciar a nada.

¡Lo que me ha costado reunir tantas piezas!

Y reconozco que me encanta jugar.

Cosa linda dijo...

Hace algunos años me encantaba jugar a ser malabarista pero ahora prefiero ser equilibrista y sólo me concentro en dos o tres aspectos de mi vida que me aportan serenidad y tranquilidad...Ya no intento contentar a todo el mundo y he aceptado que tengo mis limitaciones y que compartir merece la pena...y mucho!!!!

gorgeousefg dijo...

Mary, yo estoy contigo aunque también entiendo que hay veces en las que es difícil querer y preocuparse por alguien sin asfixiar de cuando en cuando. besos

Irene, no te preocupes, que eres una de las "primen"... :-)

Tefi, pelotas las justas, ¿verdad? demasiado en puro agobio. espero que tu situación cambie pronto a mejor. Saludos.

Samadhi, pensaré en tu proposición a ver qué tal...

Angi, la verdad es que no es mala idea cambiar de juego teniendo en cuenta el poco sentido del equilibrio que tengo y lo mal que se me dan los malabares... Besos.

Jorge, estoy totalmente contigo: con lo que a una le cuesta juntar tantas piezas (que no nos valen piezas cualquieras...eh?) y lo contenta que queda cuando comprueba qué completa es su vida, ¿verdad?... así que esa es la clave, o al menos así lo veo yo: es imposible juntarlas todas, por lo tanto, una por una y repartiéndose sin pelear :-)

Por cierto, he escrito más de un post. Te lo digo porque luego te sorprendes de no haberlos visto en su momento... ;-)

Besos mil.

Cosa linda, entiendo tu filosofía y la comparto aunque creo que a mí me gusta tener dos o tres pelotas más que tú en el aire... aún así,también he aprendido que no se puede contentar a todos siempre así que estoy de acuerdo contigo y cuentas con mi apoyo ¡bien por ti!

Besos desde lejos pero muuuu sentíos!