GNARLS BARKLEY

domingo, 9 de mayo de 2010

AY, AMOR...




Iba a ser un día perfecto: Mi primer día de vacaciones y no sólo eso, iba a pasar la noche con Phil Collins... (y otros cientos de personas más, pero esa no es información relevante, de ahí los paréntesis...)


Lo tenía todo pensado y calculado: ya había mirado los vuelos y pensaba comprarlos en cuanto tuviera mi entrada. Pensaba pasar la noche del concierto en el aeropuerto esperando al vuelo de vuelta (al día siguiente tengo bodorrio) como había hecho ya hace ocho años. Incluso soportaría estoicamente las quejas y lamentaciones de mi madre, llamándome loca (entre otras cosas que no viene al caso referir aquí...) por irme sola y pasar la noche igualmente sola en un aeropuerto.
Pero yo estaba emocionada: me iba de nuevo lejos y sola a ver a Felipe... A vivir otra de esas experiencias que disfrutas tú sólo y para la que no necesitas la compañía de nadie... Experiencias que te acercan a ti y te ayudan a conocerte de verdad, en situaciones vitales...


Sin embargo, cuál no sería mi desagradable sorpresa cuando, después de mi continuo seguimiento de la web de aquel evento, esperando ansiosamente a que las entradas se pusieran a la venta, comprobé, de un día para otro, que se habían agotado...


NOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!


Ay, Phil... ¿qué será de nosotros y nuestra relación avocada a un continuo "querer y no poder"?

4 comentarios:

jorge dijo...

¿es cierto que harias un ida y vuelta solo por verlo?

Vale.

Pondre en marcha todas mis influencias para conseguir una entrada.

Nunca permitire que esa relacion tenga crisis.

gorgeousefg dijo...

Pués sí, Jorge. Lo haría y encantada... así son las obsesiones de una flipada...

Te agradezco que pongas en marcha tus influencias, sobre todo si son muchas, porque la verdad es que me estoy planteando ya seriamente si me merece seguir esperando a este hombre que no acaba de decidirse...

Un beso de agradecimiento.

Mary dijo...

Bueno, estate pendiente, que si canta en algún sitio lo vemos y te acompaño, siempre que esté dentro de mis posibilidades de tiempos y planes!

Un besito

LILIT dijo...

ohhhh, me encantan estos amores!

no desesperes, cuando menos te lo esperas aparece!

a mi me pasó con mi adorado Bruce (The Boss) y de repente...cuando menos pensaba en él ya...apareció en MI CIUDAD!! DIOSMIO, NO TUVE NI QUE DESPLAZARME. por supuesto me dije: es una señal, jaja, y en primera fila, INOLVIDABLE.