GNARLS BARKLEY

jueves, 22 de julio de 2010


Anoche iba conduciendo de vuelta a casa después de hacer de canguro a mi amiga Irene, pensando precisamente en que siempre, antes de salir de su casa, me aconseja que tenga cuidado con el coche... Justo en ese momento me encontraba pensando en eso cuando, de repente, un gilipollas estuvo a punto de provocarme un accidente.

El idiota, imbécil y estúpido circulaba en bici por una carretera secundaria a la una de la mañana, pero en bici sin una puta luz. Cuando lo vi delante mía (y no iba a más de sesenta por hora) estuve a punto de llevármelo por delante).

Cuando le pité y me puse a su altura adelantándolo, bajé la ventanilla y le dije que no podía circular de noche en bici sin luces ni chaleco reflectante, y me soltó toda una variedad amplísima de insultos en improperios, con voz cascada de borracho y puesto hasta arriba de todo lo imaginable. Sobra decir que me costó conciliar el sueño de la aceleración que llevaba en el cuerpo.

A raiz de todo esto, he decidido dedicarle al cabellero otra serie de lindezas: pirao, capullo,muerto de hambre, suicida que sientes poco aprecio por tu vida, drogata que no tienes en consideración la vida de los demás... Y aunque no esté bien y no quede políticamente correcto: ojalá te estrelles con tu bici tú solito y no lo cuentes.


1 comentario:

jorge dijo...

jejejejejejejejejejejejeje.

(pausa para respirar)

jejejejejejejejejejejejejeje,

¿Sabes? Me gustas.

pd: La palabra de verificacion: sweet