GNARLS BARKLEY

miércoles, 28 de julio de 2010

LA "PROACTIVIDAD" DE MI OSTEÓPATA


He tenido la ocasión últimamente de toparme con un osteópata bastante curioso, bueno en lo suyo, aunque quizás demasiado preocupado por mostrar TODO lo que sabe. El caso es que hay que reconocer lo bien que hace su trabajo y se involucra en él...

Una de las cosas que me enseñó fue el término "proactividad":



"Proactividad es una actitud en la que el sujeto asume el pleno control de su conducta vital de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias de la vida.

La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer.

Las personas reactivas:

Se ven afectadas por las circunstancias, las condiciones, el ambiente social... Sólo se sienten bien si su entorno está bien. Centran sus esfuerzos en el círculo de preocupación: en los defectos de otras personas, en los problemas del medio y en circunstancias sobre las que no tienen ningún control. No tienen la libertad de elegir sus propias acciones.

Las personas proactivas:

Se mueven por valores cuidadosamente meditados y seleccionados: pueden pasar muchas cosas a su alrededor pero son dueñas de cómo quieren reaccionar ante esos estímulos. Centran sus esfuerzos en el círculo de influencia: se dedican a aquellas cosas con respecto a las cuales pueden hacer algo. Su energía es positiva, con lo cual amplían su círculo de influencia."



Todo surgió en su consulta mientras manteníamos una conversación acerca de lo duro que es a veces enfrentarse a un largo día de trabajo, cuando se nos viene el mundo encima pensando en lo que aún nos queda por hacer en lugar de hacerlo sin más, sin dar pie a agobios y angustias... Tener iniciativa para agarrar el toro por los cuernos y disponernos a la acción en vez de pasarnos horas pensándonoslo...

Por otro lado, siempre me ha fascinado la facilidad y el convencimiento con el que la gente dice que lo importante no son las cosas que pasan a tu alrededor sino cómo decides tomártelas tú y cómo dejas tú que te afecten. Creo que es algo bastante difícil de controlar.

Por esto y por otras cosas creo que soy más reactiva que proactiva: le doy muchas vueltas a las cosas antes de decidirme a hacerlas, lo que hace que aumente esa sensación de agobio y de peso encima enorme cuando lo más sencillo sería atajar el tema y quitártelo de encima de una vez por todas...

Pensando en esto, he decidido intentar ser proactiva hoy en mis decisiones y hacer cosas que aún están pendientes sin darles más vueltas de las justas...

A ver que me lo piense bien... ¿Cuáles eran...?

5 comentarios:

Irene dijo...

Cuando la consigas, esa proactividad divina, tráeme un poco, me vendría de miedo justo ahora.

Yo voy el lunes al osteópata, le saludo de tu parte : )

jorge dijo...

Estamos en una epoca en que se le pone nombre a todo.

Hace tiempo que soy proactivo y la verdad es que va muy bien.

Solo intento solucionar lo que esta dentro de mis posibilidades y me preocupo muy poco de lo que seguira igual haga yo lo que haga.

Doamna care plânge dijo...

Proactivo ...Seguir con los problemas, dar lo mejor, buscar solución :)

Mary dijo...

Guapa, yo creo que eres más proactiva que reactiva, pero bueno, siempre está bien mirarse hacia adentro y ver cómo mejorar para estar más feliz con uno mismo.

Pero te adelanto que de lo que te conozco, no cambiaría ni el sello de los ingredientes :-)

besito!

LILIT dijo...

uhmmm....me gusta esa palabra! PROACTIVA, hasta su sonido motiva a la acción.

me la apunto!.