GNARLS BARKLEY

sábado, 30 de enero de 2010

A VER SI NOS ACLARAMOS


Cuando uno está preocupado no debe pagarlo con la persona que está a su lado, no es justo... verdad? Entonces, si el caso es que uno está de mala leche, se supone que tampoco debe pagarlo con esa persona, no? o... ahora sí?


¿Sabes qué te digo? ¡Qué no me marees y que me dejes en paz hasta que se te pase la mala hostia!

domingo, 24 de enero de 2010

UNA LLAVE CIERRA, OTRA ABRE


Se acabó.


Entregué las llaves de mi ex-apartamento. Entregué una llave con la que cerraba mi pasado y me quedé con otra con la que abro mi presente y futuro próximo.
Mientras cerraba la puerta de mi pasado me invadían dos sentimientos contradictorios:


Por una parte, deseaba salir de allí a prisa y corriendo, perder de vista ese lugar y al conjunto que me acompañaba (mi madre, la casera del apartamento y la vecina cotilla), que no paraba de hablar y comentar mi vida, con sus avances y evolución, justo delante de mí como si yo no estuviera presente...


Por otra parte, sentía penita y nostalgia, que entiendo como normales y habituales... Cuando vi ese piso vacío tal y como lo encontré al alquilarlo por primera vez, empecé a recordar los inicios y todo el proceso que llevó a que fuera el que ha sido hasta hace un mes. Comencé a recordar cómo lo había pintado, amueblado y decorado. A mi cabeza acudía la imagen de cada uno de los rincones de ese apartamento coqueto y acogedor que yo había sentido como mío y que yo consideraba mi territorio, mi independenia y mi reino. Recordé también todos los momentos buenos y para el recuerdo que allí viví... sola y también acompañada.


Sin embargo, a pesar de todos los sentimientos encontrados que venían a mí, lo que más me gustó y emocionó fue ese que no sentí:


No sentí inseguridad, miedos, ni duda alguna. Sabía y sentía que hacía lo correcto, que a media horita de allí, él me esperaba en "su" y también ya "nuestra" casa. Así que me deshice rápidamente de la casera y la vecina, llevé a mi madre a casa y conduje hasta mi nuevo hogar, donde una ducha y un pijama calentitos me esperaban, pero donde, sobretodo, estaba él, que acudió a la puerta al oirme llegar, llamándome "campeona", por haber finalizado con éxito todos y cada unos de los trámites que han supuesto el fin de esta mudanza....

sábado, 23 de enero de 2010

UNA DE TANTAS IRONÍAS


Supón que tienes que usar algo que te aporta seguridad.


Supón que algunas veces no lo haces y tampoco te pasa nada.


Supón que un buen día decides que en ese momento sí lo vas a usar.


Supón que es entonces, y sólo entonces, cuando ese algo, que supuestamente debe protegerte, te mete en un problema mayor...


Una de tantas ironías con las que nos cruzamos diariamente y cuyo análisis no deja de sorprenderme.... Se podría escribir un libro con todas las que nos rodean...

jueves, 14 de enero de 2010

DE RUIDOS Y COSAS MOLESTAS EN GENERAL


De un tiempo a esta parte vengo notándome menos tolerante con:


El ruído en general...


El volumen alto de la televisión y el de la radio...


El ruidito de la radio cuando no está bien sintonizada...


Los chillidos de mis alumnos cuando suben del recreo...


El hecho de que alguien piense que porque hable más alto le vas a oir mejor o con más interés...


Dos o tres personas pisándose al hablar sin respetar el turno de palabra...


La gente que habla demasiado leeeento o demasiaaado rápido... aunque está feo que yo diga esto cuando, precisamente, pertenezco al segundo grupo (mis alumnos me llaman "la metralleta"...)


La gente peleándose o motándo escenas en la calle...


Esas personas que van juntas al supermercado, una le grita una pregunta a la otra desde la calle de los lácteos y la otra le respoonde desde la calle de los detergentes...


El momento en que varios de mis alumnos a la vez levantan la mano en clase y al mismo tiempo se lanzan a gritar, cada uno con su propio tema... ¿Para qué levantan entonces la mano?


Mi madre poniéndoseme nerviosa al teléfono porque algo que le cuento no le ha gustado demasiado, porque las cosas no ocurren como ella quiere o hubiera planeado, o yo hago con mi vida algo distinto a lo que ella hubiera deseado... en esos casos lo mejor es separar un poco bastante el teléfono de la oreja...


El ordenador del colegio lleno de virus que hacen que el cursor se mueva a su propia voluntad mientras preparo un examen...


Esas motos de campo que, al pasar por tu lado, suenan como si te viniese encima un terremoto...


¿Me estaré haciendo mayor y gruñona o es, simplemente, el agotamiento con el que llego hoy a casa el que habla por mí...?


martes, 12 de enero de 2010

PARA MARY


Cómo me hace pensar en ti esta canción...
"Aayooh ....I'm tired of using technology,
Why don't you sit down on top of me
Aayooh I'm tired of using technology
I need you right in front of me
Ooh she wants it, Ooh she wants it
Hmm she wants it, I got to give it to her
She wants it, Hmm she wants it
Hmm she wants it,
I got to give it to her...."
Las cosas cambiarán e irán a mejor, verás como sí, porque esa historia merece la pena y compensa, que es lo realmente importante...

lunes, 11 de enero de 2010

IT'S A MATTER OF TIME


Dos segundos más ahí parada y quizás lo cuento con un poquito de dificultad... Está claro que no era mi momento aún...
Menos mal porque tengo muchas experiencias por vivir todavía ... y una lavadora por tender.

domingo, 3 de enero de 2010

DÍA DE REYES


De pequeña vivía el día de los Reyes Magos como el más emocionante y feliz de todo el año, el que esperaba con ansia contando los días que quedaban cuando se acercaba la Navidad... Meses antes dedicaba ratos interminables a hablar del tema con mi hermana, ya en la cama, por las noches... No podía evitar empezar a pensar en qué regalos iba a pedir, recordar cómo había transcurrido el mismo día del año anterior, rememorar ese momento en el que, bien temprano en la mañana del día 6 de Enero, helada de frío y temblando de nervios, abría la puerta del salón, encendía la luz y veía cómo la misma habitación de siempre parecía otra totalmente distinta, iluminada pero no con la luz habitual, sino con los envoltorios llamativos de todas las cajas de regalos que estaban repartidas por los sillones y el sofá... Ese era el momento más maravilloso de todo el año y esos nervios, ese hormigueo en el estómago y esa intensidad de sensaciones son algo que no puedo comparar con nada más...


Esta es una de esas cosas y experiencias que utilizo como baremo para comprobar lo que tiene crecer, lo que supone hacerse mayor, madurar, independizarse, vivir sola, comenzar a vivir en pareja, etc... Porque las cosas van cambiando y mucho. Esos cambios tienen algo de positivo y también de negativo. Lo negativo es que este tipo de experiencias dejan de vivirse con la misma intensidad, a pesar de intentar que no sea así... Ahora son otro tipo de experiencias las que vivo con intensidad, pero la nostalgia se apodera de mí y me hace echar de menos, en estos momentos, ser niña de nuevo.


A pesar de haberme independizado hace bastantes años ya, en casa de mi madre mantenemos la costumbre de quedarnos a dormir allí con ella la noche del día 5, de manera que al levantarnos mi madre, mi hermana y yo ese día 6 por la mañana, seguimos disfrutando, aunque con menor emoción debido a la edad que ya tenemos, de ese gran momento de abrir la puerta del salón y encontrarnos con ese espectáculo de colores, formas y sorpresas.


Sin embargo, me temo que este año será el último. Mi hermana y yo nos vamos cansando de tener que dormir esa noche fuera de nuestra casa, nuestra cama y lejos de nuestra pareja... Lo siento por las tres, porque momentos así son irrepetibles, pero más lo siento por mi madre, la que siempre lucha y lucha por mantener las tradiciones y costumbres en casa y por intentar evitar que el tiempo pase y nuestras vidas cambien más de la cuenta, porque eso supone que ella se va quedando atrás y un poco solita.


Así que hoy escribo sobre mis Reyes Magos como homenaje a esos 34 días estupendos que he vivido durante estos 34 años que tengo y como homenaje a mi madre que siempre se ha esforzado tanto para que ese día sea todo lo perfecto que pueda ser.