GNARLS BARKLEY

lunes, 28 de febrero de 2011

CLÁSICA


Clásica.

Intento no ser clásica y con clásica me refiero al hecho de no apartarme de lo tradicional, de las reglas establecidas por la costumbre y el uso.

No quiero ser así, no quiero ser típica y correcta, no quiero ser predecible y monótona.
No quiero ser clásica. No en esto.

Pero es difícil, muy difícil desmarcarse de lo clásico. No serlo sale caro, caro económicamente hablando y caro en cuanto a decepciones. Supone disgustos para los que no contaban con esa actitud en mí, para los que esperan que las cosas se hagan como "se supone que se tienen que hacer", como se espera de una, como procede según los "protocolos".

¿Qué se debe hacer al final? ¿Sucumbir a la presión o no ceder en el empeño de ser uno mismo y no el reflejo que tienen los demás de ti?
¿Hasta cuándo debe una luchar por ser una misma y cuándo echarse atrás para evitarse problemas añadidos? ¿Cómo saber en qué momento exacto compensa dejarse llevar para hacer felices a los otros?

3 comentarios:

M dijo...

Piensa que es vuestro día y que los que tenéis que hacer aquello que os haga felices a vosotros y no al revés.
... Viva los novios!!

Irene dijo...

Piénsalo. Si haces todo para no decepcionar a "los que esperan que las cosas se hagan como "se supone que se tienen que hacer", decepcionas a los que se saltan las normas.
Y si contentas a unos u a otros, con gran seguridad, te estarás decepcionando a tí misma, o al menos, volviéndote loca de consideraciones y rollos.

Tu siempre dices que ir "clásica" es ir sencilla (y yo no estoy de acuerdo...). Pues lo más sencillo sin duda si vienen críticas, es defender de lo que uno está convencido y siente suyo, clásico, hippie o pitufero...

Mary dijo...

Querida mía,
Te podría decir lo mismo: que hicieras lo que tú sientes como correcto sólo para ti, y que el peso de la tradición (de los demás) no te llene los bolsillos de piedras...

¡PEROO!

Si algo he aprendido últimamente que no se trata de lo que es correcto incluso para ti, sino de lo que puedes "maniobrar" en tu vida para ser feliz. Cierto es que lo idea es el equilibrio para uno quedarse tranquilo y a la vez no formar una revuelta familiar sin vuelta atrás... pero esto ocurrirá una vez en la vida, y por tanto es algo TU-YO. En fin.

Por otro lado, cualquier psicólogo te diría que lo mejor, son las crisis, porque provocan cambios positivos. No temas.

Y me enrollo y no digo ná. A lo uqe iba: no es lo que los demás crean que deber ser, sino lo que tú sientas que es, por muy descabellado que los demás lo sientan.
un beso