GNARLS BARKLEY

lunes, 28 de febrero de 2011

CLÁSICA


Clásica.

Intento no ser clásica y con clásica me refiero al hecho de no apartarme de lo tradicional, de las reglas establecidas por la costumbre y el uso.

No quiero ser así, no quiero ser típica y correcta, no quiero ser predecible y monótona.
No quiero ser clásica. No en esto.

Pero es difícil, muy difícil desmarcarse de lo clásico. No serlo sale caro, caro económicamente hablando y caro en cuanto a decepciones. Supone disgustos para los que no contaban con esa actitud en mí, para los que esperan que las cosas se hagan como "se supone que se tienen que hacer", como se espera de una, como procede según los "protocolos".

¿Qué se debe hacer al final? ¿Sucumbir a la presión o no ceder en el empeño de ser uno mismo y no el reflejo que tienen los demás de ti?
¿Hasta cuándo debe una luchar por ser una misma y cuándo echarse atrás para evitarse problemas añadidos? ¿Cómo saber en qué momento exacto compensa dejarse llevar para hacer felices a los otros?

jueves, 3 de febrero de 2011

MADRE MÍA...
























¿Será que a la vejez me voy a empezar a aficionar a los zapatos caros?

A propósito de mi próximo "evento" mi amiga Irene se ha ofrecido a regalarme los zapatos. Pero no unos cualquiera, no... Unos de los caros, cosa que jamás me ha rondado la cabeza...

Así que me dispuse a darme una vuelta por las tiendas online y, debo admitir, que ¡me he encontrado con cosas fantásticas!

He aquí un posible candidato. Aún no sé si sería capaz de aguantar semejante altura de tacón sin perder el equilibrio y caer de morros directamente sobre la tarta nupcial, pero creo que al menos me los probaría...

Se aceptan opiniones varias.